512-400-0162
 

Eternamente Necesito Tu Mano

Eternamente necesito tu mano… Pisando piedras, subiendo escalones, pasando por puertas estrechas, tocando naturaleza, a cada paso el aire resulta mas escaso pero puro.
Quizá una cierta “protección”; refugio… Mariposas que posan en mi mano y el agua que no deja de cantar con suavidad; el paisaje cambia a cada instante y con ello su olor característico… Freno un instante, recuerdo, junto fuerzas y continuo en este recorrido.
Las personas con sus rasgos nativos se mezclan con la de todas las “razas” y observan detenidamente sus aspectos. Quizá un condimento más del paisaje.
Piedras encimadas unas con otras de tiempos ancestrales, las que algunos quieren o llaman maravilla.
Magnetismo que, en cierta manera, llena de energía mi ser y que necesitan ser transferidas de inmediato, sin deseos, sin expresión, sin sentimientos… Simplemente fluye como la sangre que se derrama para lograr sencillamente abrazarte.
De momento la oscuridad se apodera de mi por unos minutos, los sonidos se vuelven suaves y las gotas que caen vibran de manera única como palabras que se acoplan con aquella energía.
De pronto una SONRISA que contagia interrumpe mi concentración, acelerando los latidos de mi corazón. En ese momento encuentro TU mirada, nunca supe tu nombre, ni el color de tus ojos, simplemente (una) mirada(s) profunda(s).
Poco a poco queriendo despertar en el anochecer mientras las luces comienzan a iluminar lo artificial, y utópicamante sobre el otro horizonte, aún, rayos de sol, reflejan el verde panorama. Entre nubes de cartón alcanzo tu mano..
Poco a poco, comienzo a descubrir que aquello que se “suponía” comienza a convertirse en realidad. Llego a tu punto y reconozco tu voz; Paso tras paso, entre rieles, puentes, naturaleza, siento que no es la primera charla, tan raro como real… Los segundos se detienen y la arena de aquel reloj deja de caer; Las mariposas de todos colores rodean el momento, tus palabras resuenan en mi ser.
Eternamente necesito tu mano…

Leave a Reply